segunda-feira, 10 de fevereiro de 2014

¿Maiakovski, Brecht, o Niemöller?




“El arte no es un espejo para reflejar el mundo, sino un martillo con el que golpearlo”
Vladimir Maiakovski

Al arte y a la literatura no les hace falta meterse en la política: ya son política pura por sus propias condiciones artísticas. Están embebidos desde la raíz a la copa por la lengua y la cultura de la sociedad que les da la forma, y a la que también la literatura y el arte le devuelven nuevas formas, más vistosas y definidas. JV.

“La primera noche,
ellos se acercan
y toman una flor de nuestro jardín.
No decimos nada.
La segunda noche
ya no se esconden,
pisan las flores,
matan a nuestro perro
y no decimos nada.
Hasta que un día,
el más frágil de ellos,
entra solo a nuestra casa,
nos roba la luna,
y conociendo nuestro miedo,
nos arranca la voz de la garganta.
Y porque no dijimos nada,
ya no podemos decir nada”.

"Libertad de Expresión"
Vladimir Maiakovski, poeta ruso soviético (1893-1930)

Este texto del ruso y comunista Maiakovski es el que -según algunos, reescrito más tarde por Bertolt Brecht  y según otros, reinterpretado por un pastor luterano alemán después de la guerra- inspiró outro escrito, el de más abajo:

"Primero se llevaron a los comunistas,
pero a mi no me importó porque yo no lo era;
enseguida se llevaron a unos obreros,
pero a mí no me importó porque yo tampoco lo era;
después detuvieron a los sindicalistas,
pero a mí no me importó porque yo no soy sindicalista;
luego apresaron a unos curas, pero como yo no soy religioso,
tampoco me importo.
Ahora me llevan a mí, pero ya es demasiado tarde". 

Bertolt Brecht, poeta y dramaturgo alemán (1898-1956)

Como dije antes, otros le atribuyen este último texto al pastor alemán Martin Niemöller, que en 1966 ganhó el Premio Lenin de Paz. En la década de 1980, el pastor fue conocido por un antiguo sermón que él profiriera, poco después de terminados los horrores de la 2ª guerra mundial, y que se consideró una adaptación del poema de Vladimir Maiakovski, "Libertad de expresión" o "Cuando los nazis vinieron atrás de los comunistas" aquí presentados al inicio. Veamos un poco más:

Tal vez, como en el caso de otros, atribuidos a autores como J.L.Borges o a G.G. Márquez, el texto famoso en cuestión sea nada más, y como tantos, apenas mal atribuido; es lo que llamamos un texto apócrifo; en este caso, perteneciente supuestamente a una creación de Bertolt Brecht, cuando en realidad su autor parece haber sido Martin Niemoeller, pastor luterano alemán. La cita auténtica, originalmente parte de un sermón en la Semana Santa de 1946 en Kaiserslautern, Alemania, dice así:

"Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
guardé silencio, porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté, porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a buscar a los judíos,
no protesté, porque yo no era judío,
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar."

Martín Niemöller (1892 -1984)

Otra de las citas del pastor Martin Niemöller es también muy conocida:

"El amor al prójimo no conoce límites ideológicos ni confesionales"
Algo que bien puede servir a nuestras épocas de odios homofóbicos, ideológicos y políticos.


Javier Villanueva, São Paulo, 10 de febrero de 2014.



Um comentário: